Abandono de la Junta de Andalucía a los Centros Especiales de Empleo

No se ha pagado lo que se debe, no se ha contribuido con una fórmula extraordinaria para que pudiera afrontar los gastos imprevistos que la pandemia ha traído, mientras la crisis golpea con más fuerza a las personas con diversidad funcional y dentro de este grupo a las mujeres.

La tasa de paro de estas personas con está en tono al 30% y estos centros juegan un papel fundamental y necesario. Además, son necesarios planes de empleo para este colectivo y para abrir todas las posibilidades de inserción laboral. Medidas que atiendan de forma preferente a quienes presenten más dificultades.

Hay que garantizar su normal funcionamiento y para ello hace falta financiación y que se cumplan los acuerdos, incluyendo todas las líneas de incentivos y establecer el pago anticipado.

Y todos estaremos de acuerdo en que se cumpla el cupo de reserva para personas con discapacidad de, al menos, el 10% en todas las vacantes y ofertas de empleo público. Todos menos el señor Bendodo, tras lo que hemos visto en las contrataciones exprés, donde no ha tenido en cuenta a este colectivo.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *