Adelante pide en el Parlamento una actuación urgente en cauces de Casariche (Sevilla) antes de que haya que lamentar una desgracia

El diputado andaluz Ismael Sánchez ha visitado el término municipal de Casariche (Sevilla) para comprobar personalmente que los daños provocados por las lluvias torrenciales en octubre de 2018 aún no han sido reparados pese a las partidas económicas aprobadas por la Junta y se pregunta “dónde habrá ido el dinero”.

Sánchez, que mantuvo una reunión con los vecinos de Ronda Arroyo Seco mostró su perplejidad al comprobar que, dos años después, no se habían acometido las actuaciones de carácter preventivo para evitar nuevos desbordamientos e inundaciones pese a que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía celebrado el 30 de octubre de 2018 aprobó destinar a la localidad la cantidad de 343.988 € para paliar los daños provocados por el temporal que asoló buena parte del municipio y que provocó importantes daños en infraestructuras, viviendas, calles y carreteras.

Durante la vista, en la que ha estado acompañado por los concejales del grupo municipal de Adelante Casariche, se comprometió a llevar una iniciativa al Parlamento de Andalucía para instar a la Consejería de Fomento a la construcción urgente de estructuras de defensa del cauce y la protección del entorno, “antes de que llegue la época de lluvias y haya que lamentar una desgracia”.

Es absolutamente necesario acometer con celeridad los trabajos para construir una estructura de defensa del cauce del arroyo que discurre de forma paralela a pocos metros de las viviendas, de no hacerlo se producirá otro inmenso socavón que podría llegar hasta las viviendas, ha afirmado Sánchez.

Desde la formación de izquierda se afirma que la actuación realizada para la protección de la margen del arroyo es un parche y no evitará las erosiones, pudiendo por desprendimiento provocar un tapón que haga efecto de presa y las consecuencias pueden ser gravísimas.

La calle Ronda Arroyo Seco fue devastada por las riadas de los días 21 y 22 de octubre de 2018, que arrasaron las protecciones del lecho y las orillas del arroyo arrastrando tierras y escollera, y destruyendo literalmente las aceras y carreteras provocando un enorme socavón a escasos dos metros de las viviendas.

Sánchez pide a la Consejera de Fomento, Marifrán Carazo (PP), que realice la intervención necesaria, de forma que las futuras riadas no puedan socavar las tierras provocando deslizamientos, o amenazando la estabilidad de las vías de comunicación o zonas edificadas, así como a que se comprometa a realizar tareas de mantenimiento periódicas que garanticen la retirada de tapones y acumulaciones de restos vegetales en el cauce y la retirada de residuos que puedan provocar la disminución de la capacidad de desagüe del canal.

 

Publicado en Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *