Denunciamos la obsesión de la Junta por cerrar unidades educativas públicas, hoy con dos CEIPs más en Sevilla

La política de recortes del gobierno andaluz está llegando a límites demenciales

“La Junta de Andalucía ha comunicado a dos colegios de Sevilla su decisión de cerrar líneas educativas en pleno proceso de escolarización y en una fase previa a la reubicación del resto del alumnado”, se refería así el diputado por Sevilla Ismael Sánchez, a los CEIP Capitán Julio Coloma y José María del Campo, a los que este recorte “les ha caído por sorpresa y como una jarra de agua fría” ya que ni estaba prevista, ni los equipos directivos han sido advertidos personalmente, se les ha comunicado por una aplicación de gestión administrativa interna, Seneca.

Sánchez Castillo ha criticado este recorte ya que puede producir un gran problema en la zona, en las familias y en la comunidad educativa, “el cambio se ha producido cuando aún quedan por conocer las reubicaciones de alumnos y alumnas y cuando aún no se han presentado las solicitudes subsidiarias”. “La Junta de Andalucía, en su obsesión por perjudicar a la educación pública, en su política de desmantelamiento de los derechos de la ciudadanía, y en su empeño en beneficiar a las empresas privadas, está dando pasos demenciales, sin importarle las consecuencias, ni todas las voces que se están levantando contra los recortes de líneas educativas en centro públicos”.

El diputado recoge además la denuncia de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Fampa) Nueva Escuela, sobre insólito del proceder de la Delegación de Educación, con un proceso opaco y a merced de criterios arbitrarios de los que no son informados.

“No nos valen las excusas de bajada de natalidad, se lo hemos repetido a la Consejería de Educación, porque de ser así también recortarían en los colegios concertados, y porque en la actual crisis sanitaria lo responsable es garantizar el distanciamiento físico y la ratio en base a principios sanitarios y de atención al alumnado” ha finalizado Ismael Sánchez, recordando que FAMPA ya calcula que para el próximo curso la educación pública en la provincia de Sevilla pierde 45 aulas de Infantil con capacidad para 1.100 alumnos.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *