Hablamos en Alcalá de Guadaíra sobre el uso del glifosato en la agricultura, ganadería y parques y jardines

El informe ‘Glifosato. Una plaga para la salud de nuestros ríos’ publicado por Ecologistas en Acción demuestra la presencia de glifosato en las seis demarcaciones hidrográficas de Andalucía, en dos tercios de los puntos de muestreo. Un 53 % de los puntos ha presentado algún valor alto y un 26 % valores muy altos.

“Tenenos una gran preocupación por el uso de este herbicida que la propia Organización Mundial de la Salud ha calificado como cancerígeno, y por principio de precaución instamos a las administraciones públicas, entre ellas al ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y a la Junta de Andalucía, que prohíban el uso de este herbicida hasta que los estudios científicos vayan avanzando y conozcamos con certeza si es perjudicial para la biodiversidad y para la salud de las personas”.

La confluencia de Podemos, Izquierda Unida, Independientes en Alcalá (Adelante) en los últimos meses ha presentado escritos con informes sobre este peligroso herbicida, así como preguntas a la Comisión de Control para saber cual era el estado real del uso del mismo en la localidad.

Por otra parte, la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha admitido una denuncia de IU Andalucía por la elevada presencia de glifosato, un plaguicida clasificado por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) como probablemente cancerígeno para el ser humano y tóxico para la vida acuática, en los ríos andaluces. Según ha trasladado la presidenta de la Comisión de Peticiones, la iniciativa es “admisible” y ha pedido a la Comisión Europea que inicie una investigación preliminar sobre la situación. La denuncia, tramitada en forma de petición, será además remitida a la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo.

El glifosato es un herbicida utilizado masivamente en agricultura convencional catalogado por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) como probable cancerígeno en humanos, y tóxica para los organismos acuáticos, con efectos nocivos duraderos. Las analíticas de glifosato realizadas por los organismos de cuenca confirman la elevada presencia en nuestros ríos del herbicida más vendido en el Estado español.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *