Los granjeros avícolas afectados por la gripe aviar necesitan ayudas directas de la Junta.

El Gobierno andaluz no puede ignorar las demandas de los avicultores y debe poner en marcha un plan especial de emergencia de compensación económica que permita la supervivencia de estas pequeñas explotaciones.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *