Unidas Podemos pide a Moreno cese “postura temeraria” con regadíos en Doñana tras aviso de cadenas europeas.

Unidas Podemos por Andalucía ha reclamado este martes al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que cese en su “posición tozuda, temeraria” sobre la tramitación de la Proposición de Ley sobre la conversión de terrenos forestales en suelos agrícolas regables en municipios al norte de la Corona Forestal de Doñana tras el aviso por parte de cadenas de supermercados europeas sobre dejar de adquirir los frutos rojos procedentes del entorno de Doñana.

El diputado Ismael Sánchez ha reclamado en rueda de prensa al presidente andaluz que “paralice la tramitación de la iniciativa legislativa porque es un atentado contra el medio ambiente y los intereses de los agricultores” y argumentar que en su momento advirtieron de que “se ponía en jaque la reputación de los frutos rojos”, además de subrayar “la temeridad no sólo por ser un atentado contra el medio ambiente, el mayor atentado perpetrado por una Administración pública contra el Paraje Natural de Doñana, el mayor humedal de España”.

Sánchez, quien ha blandido la situación de “peligro del Parque Natural” por el hecho de contar con “un acuífero sobreexplotado”, ha subrayado que “todas las administraciones tienen el mismo criterio” sobre la amenaza a Doñana de incrementarse los regadíos, “menos Moreno Bonilla”, ha precisado, para recordar que “lo dice la Unión Europea, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Gobierno, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y Moreno Bonilla hace oídos sordos a estos avisos” para apuntar, entonces, la posibilidad de que “la Comisión Europea termine repercutiendo a través de sanciones” el aumento de los terrenos de regadíos.

El parlamentario autonómico de Unidas Podemos ha considerado la reacción de las cadenas de supermercados europeas como “un despretigio para la fresa y otros frutos rojos en los mercados internacionales”, para remachar que la iniciativa que promueve PP, Cs y Vox en el Parlamento para cambiar la naturaleza de terrenos forestales en suelos agrícolas regables es “un duro golpe a los productores que se estaban esforzando en cumplir la ley y hacer las cosas bien”.

Ismael Sánchez ha argumentado que la iniciativa parlamentaria sobre terrenos al norte de la Corona Forestal de Doñana traía consigo poner “bajo sospecha la trazabilidad de la producción de frutos rojos en Doñana y que se iba a perder la garantía de que esta producción se hace bajo criterios de sostenibilidad”, siempre con la máxima de encontrar “el equilibrio entre el Parque y la producción agrícola”, un planteamiento que ha asegurado exigen en Europa las grandes cadenas.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *