PNL CONTRA LA PRECARIEDAD Y POR LA MEJORA DE LOS SERVICIOS SANITARIOS DE LA ZONA BASICA DE SALUD DE LA CAMPIÑA DE SEVILLA

A LA MESA DEL PARLAMENTO

El Grupo Parlamentario Adelante Andalucía, con arreglo a lo previsto en el Reglamento de la Cámara, formula la siguiente

PROPOSICIÓN NO DE LEY EN COMISIÓN DE SALUD Y FAMILIAS

relativa a:

CONTRA LA PRECARIEDAD Y POR LA MEJORA DE LOS SERVICIOS SANITARIOS DE LA ZONA BASICA DE SALUD DE LA CAMPIÑA DE SEVILLA

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Salud es un derecho social fundamental que va más allá de la ausencia de enfermedad y se considera “un estado completo de bienestar físico, mental y social”. Por lo que defendemos la universalización de la sanidad como prestación no contributiva y derecho universal e igualitario reconocido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Constitución Española y los Estatutos de Autonomía. Queremos un sistema sanitario que tenga como objetivo garantizar el bienestar de las personas.

Es obligación del Estado (en el conjunto de sus administraciones), promover y desarrollar políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Esto solamente es posible mediante la construcción de un Sistema de Salud Público, universal, de calidad, integral, solidario y equitativo, que garantice el derecho constitucional de la ciudadanía a la protección, prevención y promoción de la salud, sin discriminación de ningún tipo.

Que garantice la igualdad efectiva entre los ciudadanos en el acceso a los servicios y la protección de la salud, con independencia de su comunidad o municipio, así como la equidad vertical, reduciendo las diferencias atribuibles a los distintos niveles de renta en la prestación de servicios en todo el territorio nacional.

Es necesario reforzar la atención primaria para que constituya el verdadero eje de la atención que garantice unos servicios sanitarios de calidad y con capacidad de respuesta inmediata.

Sobre la base de una optimización y mejora de la gestión de los recursos de la Administración y el fomento de la coordinación de los diversos niveles asistenciales, proponemos construir una Sanidad Pública suficiente, con financiación, gestión y provisión públicas, participado por la comunidad junto a los profesionales en la planificación, ejecución y control de las políticas de salud.

Andalucía alcanzó la titularidad de las competencias sanitarias con la promulgación de su Estatuto de Autonomía en 1981 (Estatuto de Autonomía para Andalucía reformado en 2006), que fue desarrollado a través de un proceso de transferencias de competencias sanitarias desde el Estado a la Comunidad Autónoma y complementado a su vez con un proceso de integración de redes asistenciales públicas dependientes de otras Administraciones con implantación en Andalucía.

Las competencias sanitarias de la Junta de Andalucía vienen definidas por los artículos 13.21 y 20.1 del Estatuto de Autonomía para Andalucía, que respectivamente, confieren a la Comunidad, competencia exclusiva en materia de Sanidad e Higiene, sin perjuicio de lo establecido por el artículo 149.1.16 de la Constitución Española, así como el desarrollo legislativo y la ejecución de la Legislación básica del Estado en materias de sanidad interior.

La Consejería de Salud y Familias es el órgano de la Administración de la Junta de Andalucía responsable de las directrices de la política de salud y de la alta dirección de los organismos directamente responsables de la provisión y gestión de los servicios sanitarios de la Comunidad Autónoma, configurados bajo la denominación de Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Por otra parte, los valores que definen y guían la actuación organizativa del Sistema Sanitario Público de Andalucía, son los que se enumeran a continuación: Universalidad, Equidad, Sostenibilidad, Transparencia, Innovación, Enfoque preventivo y de promoción, Compromiso con la calidad, Accesibilidad, Satisfacción ciudadana, Personalización, Participación, Trabajo en equipo, Reconocimiento profesional, Corresponsabilidad, Servicio público.

El Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) presta servicios de cobertura universal. El SSPA tiene dos niveles de atención: la Atención Hospitalaria y el primer nivel de atención que es la Atención primaria de salud la cual Integra la asistencia preventiva, curativa, rehabilitadora y la promoción de la salud de los ciudadanos. Los servicios de atención primaria de salud están organizados en Andalucía en distritos de atención primaria, estructuras organizativas para la planificación operativa, dirección, gestión y administración en ese ámbito; además de contar con organizaciones especificas para la gestión de determinados servicios como puede ser el Programa de Salud Mental.

La Atención Primaria (AP) es la estrategia imprescindible para el desarrollo de sistemas de salud universales equitativos y sostenibles. En igual sentido, el grupo de trabajo de Europa de la OMS aseguró que la AP está destinada a orientar la actuación del resto de los niveles de atención sanitaria del sistema con integralidad, equidad, eficiencia y utilización racional de recursos, fármacos y tecnología.

Los servicios de atención primaria de salud, se organizan de acuerdo al Decreto 197/2007, de 3 de julio, por el que se regula la estructura, organización y funcionamiento de los servicios de atención primaria de salud en el ámbito del Servicio Andaluz de Salud, BOJA nº 140, de 17 de julio de 2007. Están organizados en distritos de atención primaria integrados a su vez por demarcaciones territoriales denominadas zonas básicas de salud. En cada zona básica de salud se ubican los centros de atención primaria, en los que se presta la asistencia sanitaria de atención primaria a la ciudadanía.

Igualmente la Atención Primaria juega un papel fundamental para la implementación del Programa de Salud Mental ya que es la Consejería de Salud quien preside la Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental (FAISEM) que es la entidad pública que, bajo la forma jurídica de fundación, asume las competencias compartidas por diferentes departamentos de la Junta en cuanto a la integración socio laboral y residencial de los enfermos psiquiátricos crónicos, en íntima coordinación con los servicios de Salud Mental del Servicio Andaluz de Salud, con la finalidad de ofrecer una vida digna y socialmente integrada a estos pacientes.

La Atención Primaria en nuestra Zona está perdiendo la razón por la que fue creada, la AP ha perdido la perspectiva social además de entrar en una situación de precariedad sin precedente en su campo clínico.

La Atención Primaria conjuntamente con los Servicios Sociales son servicios comunitarios del Estado del Bienestar con el objetivo de conseguir la cohesión social y el derecho a los servicios públicos de las capas sociales más vulnerable combatiendo de esta manera el fenómeno de la despoblación en el medio rural. En este sentido los datos socio-económico y culturales a tener en cuenta para implementar la atención primaria en nuestros municipios son muy clarificadores.

La Zona Básica de la Campiña compuesta por los Municipios de Fuentes de Andalucía (7.190 habitantes), La Luisiana-El Campillo (4.569 habitantes) y Cañada Rosal (3.305 habitantes) sumando la zona un total de 15.070 habitantes. Municipios arraigados al mundo rural y que viene sufriendo la despoblación entre otros motivos por la eliminación y precarización de servicios básicos como los sanitarios.

Esta zona pertenece al  Área de Gestión Sanitaria de Osuna que cuenta con seis Zonas Básicas de Salud más y agrupa a un total de 24 municipios llegando a gestionar la política sanitaria para más de 170.000 habitantes.

En la Zona Básica de la Campiña la población vulnerable llega a un 35% siendo la renta media per cápita 14.639 €/año. Además hay que añadir que la población máxima estacional, es decir las personas que tienen algún tipo de vinculación o relación con los municipios, ya sea porque que residen, trabajan, estudian o pasan algún período de tiempo en él llega hasta 17.956 habitantes, lo que supone un incremento de la población empadronada del 20%.

Junto los motivos de carácter demográfico, socio-económicos, epidemiológico y cultural expuesto hay que reseñar el esfuerzo que por parte de los  Ayuntamientos se hace en política de salud. En este sentido, sin ser competencia de las entidades locales, los ayuntamientos de la zona básica de la campiña están asumiendo el mantenimiento (limpieza, reparación, luz, agua…), implementado con personal propio servicios administrativos e incluso  la construcción de nuevo Centro de Salud a cambios de convenios económicos totalmente leoninos y precarios.

Actualmente los servicios sanitarios en la Zona Básica ha llegado a una situación de precariedad hasta ahora sin precedentes. Una falta de recursos que ha llevado a la eliminación de las citas programadas en horarios de tarde, cerrar ambulatorios o quedar días solo con urgencias y en algunos pueblos ni urgencias siquiera.

Igualmente la situación de precariedad se refleja en los profesionales de la zona, los cuales hacen largos turnos de trabajo e incluso han llegado a tener que interrumpir sus permisos laborales para atender urgencias, realidad a la que hay que añadir la mala gestión de los planes de vacaciones,  donde la tasa de oferta de empleo de cara a este periodo no supera el 12% de lo necesario además de la inestabilidad y precariedad de contratos ofertados.

A todo esto hay que añadir la opacidad por parte de los órganos de dirección tanto del Área como de la Zona para que los Ayuntamientos tengan acceso a la información y coordinación de los recursos sanitarios que se prestan en estos municipios.

Una situación que mas allá de ser puntual se prevé como un cambio de modelo que traerá mas recortes y precariedad a los servicios sanitarios de la Zona Básica de la Campiña, viéndose  la atención sanitaria a la ciudadanía mermada a niveles hasta ahora sin precedente, por ello desde los municipios de Fuentes de Andalucía, La Luisiana-El Campillo y Cañada Rosal se muestran en contra la precariedad y por la defensa de la Atención Primaria del Sistema Sanitario Público de Andalucía y por unos servicios sanitarios dignos.

Por todo lo expuesto, se presenta la siguiente

PROPOSICIÓN NO DE LEY

El Parlamento de Andalucía acuerda instar al Consejo de Gobierno a:

  1. La ampliación estructural y estable de la plantilla de profesionales facultativos además de la dotación suficiente y el apoyo de los dispositivos necesarios que garantice en todos los centros de la Zona Básica de la Campiña:

1.1. Servicios de urgencias 24 horas.

1.2. Horarios de consulta de mañana y tarde de lunes a viernes.

1.3. Tasa de sustituciones del 100% que garanticen la cobertura de los planes de vacaciones y de las “incidencias  sobrevenidas” que puedan tener los servicios sanitarios.

  1. La ampliación de los servicios de Pediatría en el conjunto de la Zona Básica mejorando así la ratio de atención y el control y seguimiento de los paciente más vulnerables (población de 0 a 16 años).
  2. La ampliación de forma estable y permanente del servicio de matrona, aumentando el número de horas a la semana.
  3. La ampliación a jornada completa de la Trabajadora Social además de su dedicación exclusiva a esta Zona, ya que es una figura fundamental en la Atención Primaria, pues es la encargada de diagnosticar los factores sociales que condicionan la salud individual, familiar y comunitaria, teniendo sus acciones un carácter preferentemente preventivo y educativo.
  4. La ampliación de los recursos para el servicio de rehabilitación que permita acortar los tiempos de espera.
  5. La creación de una Unidad de Salud Mental con el fin de poner en marcha y desarrollar actuaciones y talleres en cada uno de los municipios de la Zona Básica.
  6. El fortalecimiento de la capacidad diagnóstica y terapéutica de los centros de la Zona Básica para acortar los tiempos de esperar sin necesidad de derivar al hospital. Para ello solicitamos la instalación de equipos diagnósticos de ecografía y cardiología en cada uno de los centros y la implantación de un equipo de radiología para el conjunto de la Zona Básica.
  7. Que el Área Sanitaria asuma los servicios de mantenimiento y conservación de los centros de la Zona Básica en su totalidad y con carácter urgente.
  8. Asumir en los centros sanitarios de la Zona Básica el 100% de los servicios y costes de reparación, mantenimiento y conservación además de exigir las obras de mejora y ampliación para aumentar la accesibilidad y confort de los centros de la Zona Básica.
  9. La creación por parte del Área Sanitaria de una mesa de coordinación donde los Ayuntamientos tengan acceso a la información y coordinación de los recursos sanitarios de la Zona Básica con una periodicidad de convocatoria trimestral.

 

 

 

 

 

Publicado en Iniciativas parlamentarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *