Adelante Andalucía exige la ampliación y unificación del Colegio San Eustaquio de Sanlúcar La Mayor.

Ismael Sánchez, diputado de la formación de izquierdas, denuncia que el alumnado de primaria tiene que desplazarse un kilómetro para ir a comer.

Desde 1985 llevan esperando las vecinas y vecinos de Sanlúcar la ampliación del CEIP San Eustaquio, una segunda fase que nunca llega. Y es que hay que recordar que en dicha fecha, Rodríguez de la Borbolla (PSOE), otrora presidente de la Junta de Andalucía, inauguró a toda prisa el edificio de la calle Castilla, poco antes de las elecciones autonómicas.  Se realizó sólo la primera fase. De la Borbolla prometió que, una vez pasadas las elecciones, se terminaría el colegio, realizando una ampliación de obra en la que se incluiría un gimnasio, comedor, biblioteca, salón de usos múltiples…

Sea como fuere, desde entonces y hasta ahora, a pesar de las iniciativas ciudadanas, movilizaciones y compromisos varios no se ha producido ningún avance significativo. San Eustaquio sigue siendo un colegio con dos centros separados por más de un kilómetro y una carretera general.

El parlamentario de Adelante Andalucía, Ismael Sánchez, en una reciente visita a Sanlúcar La Mayor, ha recogido la petición popular y criticado los perjuicios que esta partición supone para los menores y sus padres. ‘Es absolutamente intolerable que alumnos de infantil y primaria no compartan espacio educativo e instalaciones. No hay justificación alguna para que la segunda fase del colegio no se haya realizado ya’, ha insistido el diputado.

Sánchez que estuvo acompañado por los concejales de Adelante Sanlúcar, Vicente Terenti y Marta Moreno, comprobó el peligroso recorrido que durante años tuvieron que hacer a pie, bajo el sol o la lluvia, los alumnos de infantil del CEIP San Eustaquio, una distancia de casi dos kilómetros que separan el centro de la calle Castilla del comedor del colegio La Paz, atravesando una carretera general. Algo que obligaba también al profesorado a desplazarse durante la jornada lectiva, suponiendo un perjuicio, sobre todo, para los alumnos de necesidades educativas especiales. Gracias al éxito de un ciclo de movilizaciones, la Delegación Provincial de Educación de Sevilla, de aquel entonces, propuso la construcción de un nuevo comedor en el edificio del San Eustaquio de la calle Corredera.

El diputado se ha comprometido a llevar una iniciativa parlamentaria, en forma de Proposición No de Ley (PNL) para que se declare la urgencia de realizar la segunda fase en el centro de la calle Castilla, con el objeto de tener un colegio completo, con todos sus servicios y que permita reunificar los ciclos de Infantil y Primaria en un solo centro. El diputado ve necesario resolver cuanto antes ‘esta reclamación histórica con Sanlúcar’. Además pide que una vez construida la segunda fase se libere el edificio municipal del San Eustaquio en la calle Corredera, declarado como Bien de Interés Cultural (BIC), para usos culturales de los sanluqueños y sanluqueñas. El espacio podría albergar, según el grupo municipal de Adelante, talleres, escuela de música y danza, salas de reuniones para asociaciones, actividades culturales al aire libre, etc.

‘Sanlúcar ha demostrado que sabe luchar por el derecho a la educación, así que el Gobierno de la Junta de Andalucía, caracterizado por recortes y privatizaciones en materia educativa, tendrá a todo un pueblo organizado enfrente sino cumple con esta justa y necesaria reivindicación’, ha sentenciado Sánchez.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *