Demandamos garantías laborales para las y los trabajadores civiles de la Base Aérea de Morón

Tras mantener una reunión con el Comité de Empresa, Ismael Sánchez solicita a la Junta que se implique en las justas reivindicaciones de la plantilla y no permita que en Andalucía se siga destruyendo empleo

 

El diputado de Unidas Podemos por Andalucía Ismael Sánchez ha mantenido un encuentro con representantes de la plantilla laboral de personal español que trabaja en la Base Aérea de Morón de la Frontera, y ha denunciado que dicha base militar, ubicada en la localidad sevillana, “se está convirtiendo en una colonia norteamericana”, mostrando su preocupación “por la situación laboral de los españoles empleados por el contratista del Departamento de Defensa de los Estados Unidos en la base en lo que respecta a la estabilidad y seguridad laboral de sus trabajadores”.

Así, Sánchez Castillo ha recordado que desde el año 2010 las distintas empresas concesionarias de los servicios y encargadas de la contratación del personal civil ha realizado 302 despidos y ha dejado sin amortizar 47 plazas por jubilaciones o excedencia del personal civil, plazas que han quedado descubiertas.

“Todos estos despidos – denuncia el diputado- se han producido a la vez que se ha ido incrementando la actividad militar en la base de Morón y mientras hay un convenio bilateral, el Convenio de Cooperación para la Defensa entre el Reino de España y los Estados Unidos de América, que data del 1 de septiembre de 1998 y que en los últimos años ha sufrido 3 enmiendas que han supuesto un incremento de la actividad de la base de Morón pero que, sin embargo, no ha tenido reflejo en la mejora de las condiciones de los trabajadores”.

Sánchez Castillo también ha señalado que en ninguna de estas 3 enmiendas del Convenio de Cooperación se ha recogido una contrapartida en materia laboral, aspecto que ha sido reivindicado por las y los trabajadores civiles españoles en esta base y que han trasladado al diputado sevillano.

“Hay que recordar, además – señala Ismael Sánchez- que el pasado 21 de mayo expiró dicho Convenio de Cooperación entre los dos países, aunque se ha oficializado una prórroga de un año entre los mismos, y vemos con preocupación que esta prórroga pueda ser utilizada por parte de la empresa concesionaria de los servicios como una oportunidad para realizar reajustes y proceder al despido de más trabajadores”.

Se trata en concreto de la empresa KBR que tiene sucursal en España, siendo una empresa norteamericana y que tiene “un contrato muy lucrativo de 974 millones de dólares”, ha destacado el parlamentario, “pero a pesar de ello, nos preocupa que haya un reajuste de la actual plantilla y que se proceda a nuevos despidos de trabajadores civiles”.

 

Unidas Podemos por Andalucía propone establecer la ampliación numérica del personal español y estadounidense y mejorar la ratio.

A juicio del diputado y tal y como le han trasladado desde la propia plantilla, se presenta un escenario preocupante, donde la reducción de la plantilla española suele ser la única solución que proponen las distintas empresas concesionarias de la gestión de servicios, por eso “desde nuestro grupo parlamentario tenemos muy claro que la única solución pasa por establecer garantías laborales en el Tratado Bilateral que está prorrogado hasta mayo del año 2022 y acometer una profunda revisión de las exenciones en materia fiscal y a cotizaciones de la Seguridad Social por parte de la empresa del personal contratista estadounidense”.

Así mismo, la representación de la plantilla española, ha trasladado a Sánchez Castillo que dicha empresa, KBR “trae trabajadores americanos civiles para usurpar los puestos de trabajo locales” vienen como personal de la misión, pero sin embargo prestan labores de mantenimiento, talleres o servicios que hasta la fecha venían realizando trabajadores y trabajadoras andaluces.

Ante todo ello, Ismael Sánchez ha destacado que hay dos posibles soluciones que deberían ser contempladas como contrapartida laboral y ser contempladas en el Tratado Bilateral: por un lado la equiparación laboral de los trabajadores de las empresas contratistas con el personal laboral local, que depende del Ministerio de Defensa de España, y por otro lado establecer una ratio (trabajador español/ americano) que sea que sea más generosa. “Dentro del personal americano habría que incluir a todos los ciudadanos de Estados Unidos que estén trabajando en la base norteamericana de Morón, es decir al personal militar, civil o por cuenta ajena y la ratio ahora mismo de trabajadores españoles respecto a los americanos es 5 a 1 lo que nos parece que debería ser aumentada”.

Por último, el diputado de Unidas Podemos por Andalucía ha destacado que no hay ningún compromiso legal escrito que venga a defender el mantenimiento y la conservación de los puestos de trabajo y esto “entendemos que vulnera los derechos fundamentales de las y los trabajadores, por lo que pedimos al gobierno de la Junta de Andalucía que se implique en esta justa reivindicación y no permita que en Andalucía se siga destruyendo empleo”.

 

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *