El PP gobierna con prisas, todo con trámites de urgencia o abusando de los Decretos Leyes.

El Gobierno andaluz está pensando más en convocatorias de elecciones que en hacer normas eficaces. Por eso, sus iniciativas o la de los partidos que lo sostienen tienen una pésima calidad regulatoria, y en vez de soluciones, crean problemas añadidos.

 

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *