La derecha quiere cometer el mayor atentado ecológico institucional conocido contra Doñana

Doñana se ha visto sometida históricamente al asedio de la agricultura intensiva, se han ocupado sin control miles de hectáreas, secado arroyos y contaminado acuíferos.

La Junta no ha ejecutado las medidas contempladas en el Plan Especial de la Corona Forestal de Doñana, no ha eliminado ni una sola hectárea de invernadero ilegal y ahora pretende aministiar a quienes roban el agua. Las consecuencias son peligrosas, lo intento explicar en esta intervención.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *