Las derechas quieren cometer en Doñana un crimen sin precedente.

Proponer ampliar el número de hectáreas de regadío, amnistiando cultivos ilegales, es el mayor atentando ecológico conocido o sencillamente un engaño. En Doñana no hay agua, el acuífero ya está sobreexplotado.

 

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *