Nicaragua no está sola

El salón de actos del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid acogió el 19 de julio un emotivo acto político y cultural con motivo del 43 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista que puso fin a la dictadura genocida de Anastasio Somoza.

Representantes de cuerpos diplomáticos de América Latina y Asia acreditados ante el reino de España, organizaciones del campo de la solidaridad internacionalista, personalidades del mundo de la cultura, periodistas, dirigentes políticos y una amplia representación de la comunidad nicaragüense de Madrid recordaron a los héroes y mártires que dieron su vida para que un proyecto de paz, libertad, democracia y justicia social se abriera camino en el país centroamericano.

Entre los asistentes figuraba el Secretario de Organización del PCA Sevilla y miembro del Comité Central del PCE, el exdiputado andaluz, Ismael Sánchez, quien envió un fraternal y caluroso saludo al pueblo nicaragüense y  reconoció la labor de los hombres y mujeres sandinistas, que siguen la senda de las y los combatientes que liberó a Nicaragua del yugo somocista  y la dominación imperialista, así como el trabajo del buen Gobierno que lidera el Comandante Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, en un momento de amenazas, injerencias, sanciones y continuos ataques a la soberanía nacional.

Para Sánchez, “el pueblo presidente, a través del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República, responde a esas agresiones con más conquistas sociales y económicas, con más educación, más sanidad, construyendo en un año 22 nuevos hospitales y 500 centros de salud, con más de 5.000 km de nuevas carreteras, con un programa de desarrollo humano que reduce a pasos agigantados la pobreza y la extrema pobreza, empoderando a las mujeres rurales, logrando la soberanía alimentaria produciendo el 90% de los alimentos que el país necesita, garantizando que la vivienda sea derecho del pueblo o, en un momento de emergencia climática, produciendo casi el 80% de la energía de forma sostenible”.

Y todo ello con un silencio vergonzante por parte de los medios de comunicación internacionales, un bloqueo mediático roto gracias al apoyo de miles, millones de personas en todo el mundo que, actuando de voceros, cuentan la verdad de lo que sucede y visualizan que Nicaragua no está sola.

“Si alguien piensa que el Imperio o las administraciones, que no los pueblos, de los países que siguen los dictados de EE.UU. podrán derrotar al legítimo gobierno nicaragüense y al Frente Sandinista de Liberación Nacional, se equivoca. Si alguien piensa que podrá destruir los valores y el ejemplo del General de mujeres y hombres libres, Augusto C. Sandino, es que no conoce al pueblo nicaragüense”, concluyó Ismael Sánchez en su intervención.

Nicaragua ni se vende, ni se rinde.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *