Pedimos la retirada de amianto de una antigua fábrica de la localidad de Guillena, cercana a un núcleo de viviendas

Se solicita la coordinación de la Junta de Andalucía con el Ayuntamiento de la localidad para la retirada de los restos

El diputado por Sevilla, Ismael Sánchez ha registrado una iniciativa relativa a la retirada del amianto de una antigua fábrica en el municipio sevillano de Guillena, instalación que se encuentra ubicada cerca de viviendas, con el riesgo que supone este material cancerígeno, y tras una reciente visita a la localidad, donde acompañado del grupo municipal de Adelante Guillena, pudo comprobar, in situ, el estado del mismo.

“A unos pocos centenares de metros de las viviendas se encuentra la antigua nave industrial de Bonanza cuyos techos son de amianto y actualmente se encuentran totalmente rotos, quedando sus restos esparcidos por el suelo”. Ha destacado el diputado sevillano quien recuerda que “el amianto está demostrado científicamente que produce enfermedades como el cáncer, porque lo que consideramos que es totalmente intolerable que, en pleno siglo XXI siga sin retirarse”.

“Desde nuestro grupo parlamentario estamos exigiendo a la Junta de Andalucía que proceda a la retirada de este peligroso elemento, en los centros escolares en los que aún persiste, en los edificios de la propia administración autonómica, y en este caso y por la demanda ciudadana en este antiguo edificio” ha declarado Sánchez Castillo quien además alude a una actuación conjunta con el Ayuntamiento de Guillena para poder proceder a la retirada.

El amianto, conocido por su marca comercial la uralita, se prohibió en España en 2002, “pero lamentablemente aún persiste en instalaciones por toda nuestra provincia, tratándose de un material altamente peligroso al extenderse al ambiente y especialmente perjudicial cuando finaliza su vida útil, cifrada entre 30 y 35 años, cuando empieza a liberar partículas” ha destacado el parlamentario, quien pregunta a la Junta de Andalucía si prevé la realización de un estudio sobre los riesgos para la salud y el medioambiente que dicha instalación supone y sobre los posibles impactos que haya podido tener para la salud de las y los vecinos, especialmente los que viven más cercanos a esta antigua nave; así mismo, ha anunciado que se solicitará establecer una coordinación con el ayuntamiento de Guillena para la retirada de los restos.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *