Sufrimos un desmantelamiento de la sanidad pública para que hagan negocio las grandes empresas privadas

La sanidad pública en Andalucía está sufriendo un deterioro, mientras la sanidad privada incrementa sus beneficios económicos, y es un dato objetivo, vemos como la sanidad privada hace hegemonía en la prestación de servicios sanitarios, algo que en plena pandemia no nos deberíamos permitir, vemos como aumentan las externalizaciones, los conciertos y las privatizaciones, y hay una clara insuficiencia presupuestaria en la sanidad pública que provoca tres problemas: en los pacientes, en las y los profesionales y en la propia sanidad pública.

Se nos está empujando a un modelo de sanidad mixta, pero hemos visto como la sanidad privada ha estado ausente durante toda esta crisis, y parece lógico que se apueste por lo público y que el 100% del dinero de lo público se destine a lo público.

Y si hablamos de las zonas rurales, se han desmantelado, se han cerrado centros de salud incluso desde antes de la COVID.
Hay que dar pasos para todo lo contrario, para ir ganando para la pública.

Andalucía cierra con superávit de 853 millones de euros mientras hay una crisis económica sin parangón por la crisis sanitaria, y una presión hospitalaria desconocida, con sanitarios que exhaustos, mientras los centros de salud se cierran cuando necesitan una mínima inversión para hacer el doble circuito, mientras se siguen aplazando operaciones, chequeos o visitas regulares en enfermedades crónicas, …Desde nuestro grupo volvemos a exigirle a la Junta que se gaste el dinero en la salud de las y los andaluces.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *